Mendoza: Barrios privados ponen en peligro su identidad.

La ciudad de Mendoza está en un oasis artificial de más de 100 años protegido por una increíble arboleda que filtra la luz en las calles y veredas. Lugares donde se entremezclan hojas de diferentes colores que crean un cálido paisaje natural y ofrecen encantadores sonidos cuando una brisa pasa entre sus ramas.

Calles arboladas de la ciudad de Mendoza- Fuente: http://www.chacrasdemendoza.com.ar/
Calles arboladas de la ciudad de Mendoza- Fuente: http://www.chacrasdemendoza.com.ar/

Realmente es una sensación indescriptible recorrer esas calles protegidas por la inmensa vegetación, su arquitectura tan particular y una densidad de casas muy baja, crean una identidad única en Argentina. Identidad. Término que usaremos más adelante, pero piensen qué se les viene a la mente cuando hablamos de Identidad de una ciudad.

¿Cómo se generó este Oasis en el medio del desierto?

Se trata de una obra de ingeniería de las más importantes del país donde el agua es traída por 5 ríos de montaña, que dan los mayores caudales en primavera y verano, debido al deshielo y la fusión de las nieves en las altas cumbres, distribuyendo sus recursos hacia los oasis por medio de una red de canales artificiales y acequias que mejoran su aprovechamiento para uso forestal, energético, agropecuario y poblacional. El Oasis del Norte y Valle de Uco son alimentados por los ríos Mendoza y Tunuyán, siendo el Oasis del Sur abastecido por los ríos Diamante y el Atuel. Entre todos los ríos y oasis, ocupan sólo el 2,5% de la superficie provincial, el resto es cubierto por desierto, con poco más de 250mm de precipitaciones anuales promedio.

Mendoza, sin controles.

Ya vimos que la zona productiva tuvo un origen y destino muy diferente al que se percibe hoy cuando la recorremos. La extensión de los barrios privados por todo el territorio o el cierre de sus calles en el gran Mendoza debería preocupar a todos mendocinos. No solamente por la pérdida de lo patrimonial-cultural que le da identidad sino también por el cambio de las formas de vida y la dependencia del automóvil para movilizarse. A mi juicio, es tan grave lo que vi que me paré a tomar una foto de cómo cierran el espacio público como si fuera algo normal. Lo que agrava la situación es que existe una Ley de Ordenamiento Territorial y usos del suelo (LOTUS-La Ley provincial N°8051), que podría poner un freno a este caos que vive la ciudad, y que después de 6 años sigue sin poder ser reglamentada (desde 5 de mayo de 2009).

Imagen tomada en calle San Martín, Luján de Cuyo, Mendoza en Julio del 2015
Imagen tomada en calle San Martín, Luján de Cuyo, Mendoza en Julio del 2015

La problemática de los barrios privados en Mendoza está fuera de control y varios autores vienen escribiendo sobre este fenómeno que afecta a todos los ciudadanos, como Alberto Molina en su libro “Como una gran pecera” que abre el análisis político sobre los barrios cerrados planteando el fenómeno de “privatización de la ciudadanía” y se hace preguntas muy interesantes que deberíamos responder entre todos:

“(…) ¿Vivimos mejor encerrados en un barrio privado, en un condominio cerrado? ¿Qué ha llevado a muchos ciudadanos de las urbes modernas a modificar el modo de habitar sus propias ciudades? ¿Es acaso el miedo a los demás, el deseo de distinción o una moda global? ¿Estamos transitando de un modelo de ciudad abierta, con espacios públicos, a una suma de urbanizaciones cerradas?(…)”[1]

Ya en 2011 algunas reflexiones comenzaban a estar en boca de algunos dirigentes como Vicente Abate quien era titular de la Dirección de Ordenamiento Ambiental y Desarrollo Urbano provincial, que afirmó que en 2010 los barrios cerrados eran 180, pero un año después había más de 300. Tanto este dirigente como Juan Carlos Varela, Director de Catastro, admitieron que el problema es delicado por el vacío legal que impera[2].

¿Qué se está haciendo hoy para resolver esta temática?

La Universidad UNCUYO bajo el título “La Década Loteada” está mapeando barrios privados que han sido relevados y haciendo una animación a modo de línea de tiempo de cómo fueron creciendo estas construcciones cerradas. Además, trabajan en colaboración con expertos en temáticas de ordenamiento territorial quienes coinciden en la URGENCIA de regular las urbanizaciones descontroladas en la provincia.

Mapa Interactivo de Barrios Privados en Mendoza Fuente: http://www.unidiversidad.com.ar/ladecadaloteada
Mapa Interactivo de Barrios Privados en Mendoza Fuente: http://www.unidiversidad.com.ar/ladecadaloteada

Cambio Climático

desertificacion_1000_750
El oasis puede desaparecer. Fuente: http://www.unidiversidad.com.ar/cache_2/desertificacion_1000_750.jpg

El cambio climático no es algo ajeno a nosotros sino que ya es parte de nuestras vidas y si seguimos consumiendo recursos naturales, creando barrios privados de enormes superficies de muy baja densidad, consumiendo tierras cultivables y aumentando el consumo de energía básicamente de la manera en que lo hacemos, el oasis puede desaparecer. El clima de cada región se está haciendo más intenso. Mendoza, según Canziani [3] -Doctor en Ciencias Físicas e investigador del CONICET-, es un área muy sensible y de recursos hídricos muy limitados, tiene una actividad agrícola permanente. “La vitivinicultura, la fruticultura y la olivicultura pueden ser impactadas, ya que son de largo plazo.”

Adhiero a aquello en lo que Calziani hace hincapié, que uno de los problemas más repetitivos en las Ciudades Latinoamericanas es la falta de planificación a futuro o anticipación estratégica, es decir, tener un plan B. La necesidad de planificar para enfrentar las consecuencias del proceso de cambio climático. En este sentido, y para el caso de Mendoza, señaló la importancia de tener en claro cuál es la disponibilidad de agua y racionalizar el consumo, tanto para el uso domiciliario, como el riego agrícola o el uso industrial.

Conclusiones finales.

Para el futuro de las ciudades latinoamericanas como Mendoza se debería exigir estudios prospectivos o anticipación estratégica desde los intereses de todos los ciudadanos y por ello la importancia del uso de herramientas como la PARTICIPACIÓN CIUDADANA, para definir la forma de “Hacer Ciudad” que es una manera de impulsar el desarrollo local integrando a la comunidad.

Los problemas de seguridad no se solucionan simplemente con vivir en un barrio privado. Podemos preguntarnos: ¿No serán sus promotores que quieren que creamos que es más seguro vivir encerrados en una comunidad de la que ni siquiera tenemos las mismas convicciones? ¿O es el estado el que debería trabajar por una ciudad más segura para todos, inclusiva e integradora?

¿Existe algún barrio cerrado o privado en tu ciudad? ¿Cómo es? ¡Cuéntanos!

 

[1] Molina, Alberto C.; (2013): Como una gran pecera: Urbanizaciones cerradas, ciudadanía y subjetivación política en el Gran Mendoza . Mendoza, Ediunc, 120 págs.

[2] Fuente: Diario Uno, Noviembre 2011 http://www.diariouno.com.ar/mendoza/En-un-ao-casi-se-duplico-la-cantidad-de-barrios-privados-en-Mendoza-20111117-0078.html17/11/2011

[3] Director del Equipo Interdisciplinario para el Estudio de Procesos Atmosféricos en el Cambio Global (PEPACG). http://archivo.losandes.com.ar/notas/2010/10/17/impacto-cambio-climatico-mendoza-521477.asp

Anuncios

8 thoughts on “Mendoza: Barrios privados ponen en peligro su identidad.

  1. Es increible la destruccuion del oasis productivo que se está viviendo , por ejemplo en el departamento de Maipu , cuyo gobierno municipal se jacta de llamarlo “cuna del vino y del olivo”. Ya quedan muy pocos de los olivares que sostenian con trabajo y esfuerzo nuestros abuelos , ya están siendo arrancados junto a viñas y otros cultivos , con el aval y el permiso indiscriminado del gobierno municipal . Esto será un desastre por su impacto climático y socio-cultural . Todo se hace sin planificación con el fin de recaudar mas para el municipio y asi tener poder para agrandarlo . No hay servicios de cloacas ni de agua potable para todo lo que se está haciendo .Estamos asistiendo a la sepultura de las mejores tierras productivas del oasis norte y con derecho de riego definitivo …para regar nada mas que jardines en el mejor caso.
    Al menos el departamento de maipú , que es donde vivo , es un desastre sin control …todo el mundo puede lotear la tierra que tenga sin restricciones ni regulaciones ….todo para ganar algo mas de plata …solo una vez ….paisaje y realidad cambiadas para siempre .

    Le gusta a 1 persona

    1. Comparto el sentir y conceptos de Julián: Atrae más plantar casas que árboles. De un modelo social de muchos viviendo de (y en) sus fincas, vamos a uno de pocos viviendo de sus cantris: un modelo sui-generis de gentrificación a examinar. Chau civismo, hola arribismo; adios urbanidad, hola …qué?

      Me gusta

  2. Hay complicidad entre la dirigencia política de todos los partidos y el principal sector que financia las campañas (empresas constructoras devenidas en inmobiliarias) que se han enriquecido con la especulación de la plusvalía inmobiliaria. Durmieron la sanción de la Ley 16 años en la legislatura y ahora otros 5 en su reglamentación e implementación . Lamentablemente no hay un colectivo social consciente que se articule en esta encrucijada y se movilice agudizando las contradicciones. Además aparece el interés de la industria de la inseguridad, lo que hace de este tópico una preocupación central para resolver de abajo hacia arriba. Hay muchísimo dinero en juego en pocas manos. Yo estoy disponible para ayudar en esta batalla. Mi espacio político , el Movimiento Evita, lo tiene como prioridad en su agenda. Cuenten con nosotros. Abzs

    Le gusta a 1 persona

    1. Si hoy hay un colectivo social consciente y operante, es justamente el engrupido por la fábula de la “vida cantri” como Nirvana para sus vidas; modvs-vivendi depredador y carísimo en todo aspecto, que en el caso del oasis mendocino es la antítésis de una cultura… consciente.

      Creo que es este colectivo el que engorda los cuervos inmobiliarista y de seguridad que menciona Böhm.

      Hay que combatir esa no-cultura desde una diversidad de enfoques y áreas, en una suerte de guerra de guerrillas – estimaría Sun-Tzu y/o algún otro – que insumirá muchos tiempos y fuerzas. Ya no para erradicar corsarios inmobiliarios y de seguridad, sino para preservar la habitabilidad inclusiva y equitativa de Mendoza. La principal batalla es cultural, me parece.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s