Creación de Observatorios Urbanos.

Uso de las TICs como alternativa de participación ciudadana en el monitoreo de la sustentabilidad. Creación de Observatorios Urbanos.*

*Artículo publicado por Andrés Pisani en el Libro “Ciudades en la sociedad del conocimiento: Enfoques y políticas.” Editora Susana Finquelievich. UNR Editora. Año 1, Nº1, Junio 2015. 

TapaLibroUNR
Portada del Libro “Ciudades en la sociedad del conocimiento: Enfoques y políticas.”

Descargar Libro Completo

RESUMEN: Actualmente, las ciudades latinoamericanas se enfrentan a grandes retos
derivados del complejo proceso de urbanización que involucra problemáticas ambientales, así como sociales y/o económicas. En consecuencia, consideramos necesario evaluar sistemáticamente algunas problemáticas que lo integran. Actualmente, la población mundial es mayoritariamente urbana, característica de intensidad creciente e irreversible. El desarrollo y creación de herramientas de gestión y control de procesos urbanos emerge como necesidad asociada al reconocimiento del Nuevo Urbanismo como disciplina orientada a visualizar los procesos de crecimiento urbano, la consecuencia de las políticas implementadas y la aparente falta de coordinación entre los diversos actores que coexisten en un espacio común progresivamente complejo.

Los observatorios urbanos aparecen como herramientas de trabajo que centralizan información multipropósito y focalizan áreas de monitoreo, a la vez que funcionan como instrumentos de observación, administración y generación de información transformándose ésta en insumo para la toma de decisiones. Esto genera nuevas áreas de trabajo y líneas de conocimiento, dado que implican trabajar con indicadores, escalas territoriales de detalle, selección de temáticas y una visión integrada. Con treinta años de operatividad, su existencia ha estado ligada al impulso de un desarrollo urbano sostenible enmarcado en la Agenda UN-HABITAT (Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos).

Metodología

Se recopila información a través de la web de los principales observatorios urbanos (22) y se compara con el objeto de identificar en qué aspectos hacen sus investigaciones. Como base se toma al desarrollado por UN-HABITAT (23). Estos generan información y forman indicadores. Como bien define esta organización a los indicadores, como un conjunto de instrumentos de gestión que permiten identificar la realidad urbana, y servir de base para la formulación de políticas, programas y proyectos que mejoren en forma continuada y sostenible.

Además mencionaremos la participación ciudadana, su concepto y algunas prácticas que se vienen realizando tanto en la gestión de planes como el de movilidad para la ciudad de
Rosario. También se describen movimientos del colectivo ciudadano como E-Democracia y E-participación en España en base a los estudios realizados por Susana Finquelievich (2004-2009-2014).

Los estudios aportados por Susana Finquelievich brindan los conceptos básicos que usaremos para el entendimiento de cómo una sociedad se va adaptando a las tecnologías de la información o como bien dice en el trabajo exploratorio del metabolismo de la nueva era, ya no desde una mirada tecnológica o económica, sino desde una perspectiva topológica y cognitiva.
Observatorios Urbanos

Distintas ciudades en Latinoamérica, Europa y EEUU han avanzado en este tipo de iniciativas y cuentan con un observatorio que brinda información sobre la gestión del Gobierno y/o sobre la evolución de los principales indicadores de la Ciudad. Algunos de estos proyectos surgieron como resultado de la preocupación de distintos sectores de la sociedad civil sobre los problemas que enfrentaban sus ciudades.

A continuación, listamos una serie de Observatorios urbanos de distintos países para tener un espectro más amplio de distintas funciones que cumplen cada uno de ellos.

Entre ellos podemos destacar:
Aberdeen (Reino Unido) Council Annual Performance Report
Austin (EEUU) Performance Measures
Barcelona (España) La acción de Gobierno
Bogotá (Colombia) Bogotá cómo vamos
Buenos Aires (Argentina) Observatorio de Resultados de Gobierno
Cali (Colombia) Cali Cómo Vamos
Cartagena (Colombia) Cartagena Cómo Vamos
Charlotte (EEUU) Performance Management and StrategicPlanning
Chile (Chile) Evaluación del cumplimiento de los indicadores de desempeño
Chile (Chile) Observatorio urbano
Córdoba (Argentina) Indicadores de Gestión
Costa Rica (Costa Rica) MIDEPLAN
Darebin City (Australia) Performance Reports
IlhaBela (Brasil) NossaIlhamais bella
Johannesburgo (Sudáfrica) Annualreports
La Coruña (España) Observatorio Urbano
Manchester (Reino Unido) Manchester City Council AnnualReport 2007/08
Mendoza (Argentina) Nuestra Mendoza
Miami (EEUU) Miami Quarterly Performance Results
New York (EEUU) Citywide performance reporting
Oregon (EEUU) OregonProgressBoard
Phoenix (EEUU) City Manager ́s Performance Report
Preston City (Reino Unido) Quarterly performance report
Río de Janeiro (Brasil) Río cómo vamos
Sao Paulo (Brasil) Nossa Sao Paulo
Tijuana (México) Observatorio Urbano
Valladolid (España) Observatorio Urbano de la Ciudad
Vancouver (Canadá) Regional Vancouver Urban Observatory Performance Plans and Reports
Washington, DC (EEUU)

La mayoría de los observatorios urbanos utilizan como método de medición a los indicadores urbanos como herramienta universalmente reconocida.

El Programa de Indicadores Urbanos (24) fue fundado en 1993, inicialmente como un programa de desarrollo de capacitación local pero fue presentado por la Conferencia Hábitat (25) II mostrando la primera recopilación mundial de Indicadores Urbanos. Los indicadores son estadísticas seleccionadas por su capacidad de mostrar un fenómeno importante. Los indicadores, a menudo resultan de procesar series estadísticas en formas de agregación, proporción, tasas de crecimiento (entre otras), para poder mostrar el estado, la evolución y las tendencias de un fenómeno que interesa monitorear. Los indicadores sSe diseñan y producen con el propósito de seguir y monitorear algunos fenómenos o conjuntos de dinámicas que requieren algún tipo de intervención o programa. Por lo tanto, los indicadores se intencionan desde su origen, y requieren de un cuidadoso proceso de producción en el que se calibran varios criterios como la disponibilidad y calidad de información, la relevancia del indicador, el aporte del indicador al Sistema de Indicadores, entre otros.(…). Si bien el término indicador puede aludir a cualquier característica observable de un fenómeno, suele aplicarse a aquellas que son susceptibles de expresión numérica y que son pertinentes o de máxima importancia para el interés público. (26)

La definición de Gallopin, Gilberto (1997) indica: “Los indicadores deseables son variables que agregan, o de otra manera, simplifican información relevante, hacen visible o perceptible fenómenos de interés, y cuantifican, miden y comunican información relevante. Como los indicadores pueden adoptar distintos valores o estados, se puede conferir a ciertos estados una significación especial a partir de ciertos juicios de valor: estos estados específicos se convierten así en umbrales, estándares, normas, metas o valores de referencia.”

El conjunto de indicadores a tomar como referencia es el que propone UN-HABITAT que está actualmente construido sobre dos ejes de análisis: los Objetivos de Desarrollo del Milenio y la Agenda Hábitat. Como así también la misma subdivisión que toman:
● Generalidades
● Socioeconómicos
● Vivienda
● Servicios
● Ambientales
● Gestión local
● Transporte

Existen distintas maneras para acceder a la información:
● Los valores más recientes de un indicador para todas las comunas o para todas las ciudades disponibles en este sistema.
● Los indicadores más recientes, asociados a un área específica, sea ésta una comuna o una ciudad.
● Mapas para datos comunales o del área urbana comunal, en rangos de valores representados mediante colores, dibujados sobre polígonos de las comunas del país o de una región en particular.
● Tablas personalizadas de un conjunto de indicadores, ya sea para comunas o para ciudades, generando un cuadro de análisis construido en línea por el usuario.
● Mapas para datos censales, ilustrados a nivel de manzana para las ciudades de mayor tamaño.
● A partir de la participación ciudadana como fuente de información de problemáticas intraurbanas.

Participación ciudadana: dando voz a los ciudadanos en la planificación urbana

La primera vez que leí el término participación ciudadana me imaginé gente en la calle decidiendo sobre una política pública, o levantando la mano para decidir cómo se diseñaba un espacio público. Pero en realidad la participación ciudadana es mucho más compleja que eso, y sus métodos han ido evolucionando con el uso de las nuevas tecnologías o lo que también es conocido como e-gobierno.

La participación ciudadana no es sólo una forma de hacer política sin muchas pretensiones, sino también es una manera de impulsar el desarrollo local integrando a la comunidad. Su mecanismo es el involucramiento de la población en las decisiones de los gobiernos sin necesidad de formar parte de la administración pública o de un partido político.

PIM, Plan Integral de Movilidad de Rosario
PIM, Plan Integral de Movilidad de Rosario

Varias ciudades intermedias en América Latina y el Caribe están trabajando para volverse cada vez más participativas. Por ejemplo, la Ciudad de Rosario, en la Provincia de Santa Fe, Argentina, está intentando incorporar la opinión ciudadana en la definición de sus políticas públicas. Aquí presento dos ejemplos de cómo lo están haciendo:

1. La participación ciudadana es parte importante del Plan Integral de Movilidad de la ciudad de Rosario, el cual contempla todos los componentes de la movilidad urbana, tales como transporte peatonal, ciclista, automotor y de carga. Los procesos de participación ciudadana permiten conocer la opinión de la gente sobre los proyectos que más influyen en sus vidas. Por ejemplo, cuando el gobierno local promovió la prohibición total del ingreso del automóvil en el microcentro de la ciudad, la ciudadanía rechazó la idea a través de una votación. Como resultado, el gobierno modificó la propuesta y no incorporó esta disposición en el Plan Integral de Movilidad (27) (2010), adaptándose a las preferencias de sus ciudadanos. Hoy, después de 4 años sigue en desarrollo varias de sus etapas. Una importante son los estacionamientos subterráneos en el área central que se plantean como alternativa dada la escasez de lugares para aparcar automóviles con superficies generosa. Permite eliminar el estacionamiento en la calzada como premisa básica para repensar la circulación del transporte privado, beneficiando al mismo tiempo el transporte público.

2. Otro ejemplo de participación ciudadana se evidencia a través de la realización de foros multisectoriales. Este tipo de eventos no se relaciona con la definición de una política pública, sino que intenta canalizar acciones a favor de una causa. Este fue el caso en el III Foro Latinoamericano de Desarrollo Sostenible en Rosario, el cual reunió a 87 organizaciones conocedoras de esta temática, incluyendo entidades sociales, universidades, empresas, individuos, y representantes de diferentes escalas del gobierno. El objetivo del Foro fue dar a conocer qué acciones está llevando a cabo cada organización por su cuenta, y juntar esfuerzos para promover el desarrollo sostenible. El valor de este tipo de espacios es que se construyen entre todos, no hay diferencias entre los participantes, y no importa de dónde vienen o a quién representen. En el caso del Foro, se integró a todas las organizaciones que trabajan por esta causa en distintos rubros económicos, sociales o ambientales con el fin de lograr un desarrollo más sostenible para Rosario.

Hoy en día, el uso de las nuevas tecnologías les ha otorgado un rol cada vez más activo a los ciudadanos. El futuro de la participación ciudadana está en el aprovechamiento del uso de la información y la comunicación para alcanzar la “democracia electrónica” en la toma de decisiones públicas. Un ejemplo de e-participación es ¡Democracia Real Ya!, una plataforma española que reúne cientos de grupos y movimientos ciudadanos que trabajan por resolver la crisis económica que vive el país. Esta plataforma nació en internet y es un ejemplo de cómo la sociedad de la información utiliza los medios digitales como herramienta valiosa para que los ciudadanos expresen sus necesidades y busquen soluciones a sus problemas.

Ciudadanos manifiestan su inconformidad con la crisis española. Foto por ¡DemocraciaRealYa!
Ciudadanos manifiestan su inconformidad con la crisis española. Foto por ¡DemocraciaRealYa!

La participación ciudadana (28) es una forma de integrar a diferentes sectores sociales. El desarrollo de políticas públicas y el derecho de los ciudadanos no está completo si no cuenta con el consentimiento de sus habitantes. Los mecanismos que existen para obtener este consentimiento son muchos, por lo que no es difícil implementarlos. Y el uso del e-gobierno o e-participación está cada vez más cerca de ser un mecanismo disponible para todos los ciudadanos, dándoles voz y la posibilidad de mejorar su calidad de vida.

Plan Integral de Movilidad. 2010

El Plan de Movilidad de Rosario Metropolitana tiene por objetivo según el plan: integración territorial, inclusión social y desarrollo sostenible. Y dice: “se sostiene la necesidad de desarrollar la Planificación y Gestión de la Movilidad, contemplando en forma integral para todo el territorio metropolitano…”, “…la promoción del Transporte Público Masivo y No Motorizado y políticas de calidad del aire.”

El Plan desarrolla entre otros un diagnóstico, propuestas, mecanismos institucionales de gobernabilidad y dentro de este último punto se plantean indicadores de seguimiento y monitoreo. Como herramienta de gestión se firma un Pacto de Movilidad para “comprometer a todas las instituciones públicas y privadas en desarrollar las políticas, medidas y proyectos consensuados y en diseñar y poner en marcha un sistema de evaluación y seguimiento en el cumplimiento del Pacto.” Se plantea contar con un sistema de indicadores de seguimiento, de fácil medida y valores cuantificables para la evaluación de los resultados esperados.

El seguimiento implica la recopilación de información y conclusiones surgidas de la etapa de diagnóstico, que permitirá una posterior evaluación de los resultados del mismo. Estos datos deberán plasmarse en una base de datos para su posterior procesamiento.

Se tienen en cuenta dos grupos de indicadores:

● Indicadores provenientes de la base de datos disponible: son el resultado de la recopilación de información efectuada en la etapa de diagnóstico.
● Indicadores sociales: responde a los hábitos de la población con relación a la problemática de la movilidad.

Parece muy adecuado aplicar éstos y otros indicadores para la creación de una plataforma digital para el monitoreo de los mismos ya que hay datos que se puedan generar y otros que están disponibles pero hace falta gestionarlos e interpretarlos para poder tomar lineamientos específicos para un política pública.

Procedimiento

Los observatorios urbanos permiten una evaluación de las tendencias de desarrollo urbano y sus patrones resultantes, a partir del reconocimiento tanto de variables como de factores relevantes a escala local.

Las plataformas de datos, sean temáticas o sintéticas, han sido base de un trabajo multidisciplinario desde hace al menos dos décadas. Junto con las limitaciones propias de una metodología diferente a la preexistente, el trabajo sistémico ha otorgado como ventaja la articulación de información de manera novedosa, y procurando superar el inconveniente de una mirada de ámbito disciplinar. Además, presenta un enfoque estático respecto a la información centralizada, ensimismada en darle cuerpo al propósito genérico de quienes la han formulado. Esta información fortalece una visión sesgada, de ámbito disciplinar, pero carente de interrelaciones con plataformas temáticas que coexisten en un mismo tiempo y territorio, pero no se vinculan entre sí, logrando que de este modo no se llegue a establecer una coherencia conducente a robustecer líneas de conocimiento relevantes a los efectos de acceder a información oportuna, objetiva y con bases en la realidad.

En esta línea han emergido plataformas de información ciudadana basadas en movimientos espontáneos surgidos desde la ciudadanía, que en la última década no sólo han tenido presencia creciente, sino que también existió en sus propósitos el de establecer temáticas diferentes a aquellas formuladas desde una mirada formal, técnica y política.

Dada la emergencia de las demandas ciudadanas y su propuesta reactiva a aquello que, se estima, los perjudica, es que se considera necesario sistematizar esta fuente de información de manera pertinente y en sintonía con el medio tecnológico que le es propio, de forma que se obtenga una visión asertiva y proactiva del medio ambiente urbano a escala local.

Por lo anterior, la formulación de esta línea de investigación aplicada, considera la propuesta de un modelo de gestión y control de la sustentabilidad urbana
basado en indicadores (29) obtenidos mediante el estudio y análisis de diferentes enfoques teórico/prácticos utilizados para la visualización y concreción del reconocimiento de tendencias de desarrollo urbano (30).

En esta línea de operación, se propone diseñar una plataforma digital que permita la evaluación y prospección de los patrones y tendencias de desarrollo urbano visualizados y valorizados mediante un proceso multicriterio (31) que combine la praxis de los signos y tendencias de una explosiva demanda ciudadana por la participación en la planificación, diseño y formulación de políticas, generando un conocimiento espacial local que habitualmente entra en conflicto con la información oficial y aquella de carácter científico.

En esta mirada se combinan propuestas derivadas de los avances relacionados con la búsqueda de indicadores de síntesis propuestos por UN-HABITAT, que agenda permanentemente la necesidad de estudios analíticos orientados a establecer los lineamientos básicos de esta temática. Esto es posible con el estudio de los límites de las fronteras que propenden a un equilibrio entre la participación ciudadana ampliada, informada, o focalizada, viéndola como parte fundamental de las decisiones relacionadas con la calidad del entorno urbano, y con los avances tecnológicos que permiten establecer nuevas plataformas de gestión de diversa cobertura de información al servicio de la disminución de la incertidumbre en la toma de decisiones que finalmente afectan el objetivo último, a saber, la calidad de vida de los entornos urbanos.

Para ello, se propone trabajar con plataformas georeferenciadas en formato gis, pero en dimensión VGI (Voluntary Geospatial Information), y la creación de aplicaciones en plataforma web con enlaces a redes de comunicación social, de modo que mediante una manipulación simple, en pantallas táctiles, se pueda ingresar información visual (fotos) y analógica (datos según plantilla preestablecida) poblando una base de datos no publicable en formato on line (playstore), pero susceptible de ser utilizada en presentaciones y demos multipropósito. La información generada mediante este formato, se contrastará con la información oficial y se establecerá la brecha o gap entre estas dimensiones urbanas a fin de poder visualizar y proyectar problemáticas intraurbanas para anticiparse a la propuesta de proyectos de control y gestión de resultados en las líneas de instrumentos de planificación urbana, de carácter territorial, y particularmente urbanas.

El uso de Internet ha generado una infraestructura global que resignifica el concepto de ciencia de la ciudadanía. Como bien estudia en su artículo Clelia Comolo (2006) se observa cómo las TICs han influenciado en la democracia y a las nuevas formas de participación ciudadana, planteando oportunidades y límites de esta tecnología para las mismas.

Resultados Esperados

La implementación de un Observatorio Urbano Local a partir de la participación ciudadana permitiría la evaluación y prospección de los patrones y las tendencias de desarrollo urbano para orientar a la gestión pública, unido al desarrollo de las TICs, el uso de internet y el de los dispositivos móviles como herramientas de uso masivo para la generación de información. La información generada mediante este formato se contrastará con la información oficial y se establecerá la brecha o gap entre estas dimensiones urbanas a fin de poder visualizar y proyectar problemáticas intraurbanas para anticiparse a la propuesta de proyectos de control y gestión de resultados en las líneas de instrumentos de planificación particularmente urbana, de carácter territorial.

Sólo observar e identificar patrones de comportamiento o problemáticas de carácter colectivo no es suficiente. Se intentará a partir de estas detecciones hacer propuestas de modelos de gestión prospectivos. Y con el desarrollo de las TICs procurar una participación activa de la ciudadanía, para poder entre todos colaborar en la confección de las políticas públicas.

Sugerimos posicionarnos ante los problemas sociales con una mirada positiva, de reflexión, sistémica y con una visión a largo plazo. Nuestra propuesta se orienta específicamente al desarrollo de la convivencia social y la construcción de un pueblo donde las diferencias se armonicen en un proyecto común.

Conclusión-Discusión

La integración de los medios digitales (como las páginas web o las redes sociales) para la difusión y promoción de los derechos del ciudadano, junto al consumo responsable y el uso racional y eficiente de los recursos, promueven el actuar con conciencia en los diferentes momentos del circuito, esto es, la extracción, la producción, la distribución, el consumo y la disposición final de los bienes o servicios.

Lograr a través del medio digital comunicar sin consumir recursos naturales (como, por ejemplo, el necesario para producir el papel prensa) es otro punto a tener en cuenta. Este nuevo recursos y ha convertido en una herramienta formidable: su costo mínimo, la universalidad de su distribución y el soporte de elementos multimedia añaden unas posibilidades antes desconocidas. La propuesta plantea principios que se orientan específicamente al desarrollo de la convivencia social y la construcción de un pueblo donde las diferencias se armonicen en un proyecto común. Resaltamos la importancia del trabajo a largo plazo. Se intenta transmitir una posición positiva frente a la vida donde los ciudadanos sean protagonistas. Se propone la participación ciudadana y el uso de las nuevas tecnologías. El protagonismo se da para con todo el colectivo ciudadano, con el objeto de definir qué políticas son las más adecuadas para la planificación de nuestro desarrollo. ¿Quiénes mejor que nosotros mismos, los propios ciudadanos, para defender nuestros intereses y calidad de vida? Proponer la mejora en la calidad de vida de todas las personas: éste es el significado más profundo y es la intención de este trabajo.

(22) Observatorio Urbano: Los Observatorios Urbanos surgen como un instrumento de UN-HABITAT para impulsar el proceso de desarrollo urbano sostenible.
(23) ONU HABITAT
(24) El Programa de Indicadores Urbanos, establecido en 1993, optaba por una estrategia diferente para recopilar indicadores, mediante el establecimiento de contactos directos o
indirectos con expertos en ciudades que proporcionaban datos sobre los temas del Programa de Hábitat de vivienda, administración pública, desarrollo social y económico y medio ambiente. La información sobre los indicadores se recopiló en 237 ciudades en 1993 y en 232 en 1998. La base de datos sobre los indicadores urbanos de 1993 sirvió de base para los documentos de antecedentes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Asentamientos Humanos (Hábitat II) celebrada en Estambul en 1996. La segunda ronda de recopilación de datos correspondientes a 1998 aportó los datos estadísticos al “Informe sobre el estado de las ciudades del mundo”.
(25) La Agenda Hábitat convocó a UN-HABITAT para establecer los me dios de analizar y dar seguimiento a las tendencias más importantes de la urbanización y el impacto de las
políticas urbanas. Para más detalle sobre este tema véase Habitat Debate (2004).
(26) Definición según Guía metodológica para desarrollar indicadores ambientales y de desarrollo sostenible en países de América Latina y el Caribe editada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, 2010.
(27) PIM
(28) La Real Academia de la Lengua Española refiere que: Participación: Acción y efecto de participar. Participar: Tomar parte en algo. Ciudadano: Habitante de las ciudades antiguas o de Estados modernos como sujeto de derechos políticos y que interviene, ejercitándolos, en el gobierno del país.
(29) PINO; 2002; 2003;2010;2011
(30) SURPLAN; 2007-2009
(31) MUNDA ET ALL. 1997;2001;2004;2008

BIBLIOGRAFÍA
– Finquelievich, Susana (2004). Mercosur.gov: e-gobierno en Argentina, Uruguay y Brasil. Santiago de Chile. Link alternativo
– Finquelievich, Susana (2009). E-Democracia y E-participación. Instituto de Investigaciones Gino Germani. Buenos Aires.
– Finquelievich, Susana (2000). ¡Ciudadanos, a la Red! Editorial La Crujía. Buenos Aires.
– Finquelievich, Susana (2014). Innovación abierta en la sociedad del conocimiento. Redes transnacionales y comunidades locales. Instituto de Investigaciones Gino Germani. Buenos Aires.
– Leva, G. (2005). Indicadores de calidad de vida urbana. Teoría y metodología. 1re ed. Quilmes: Universidad Estatal de Quilmes.
– Colombo, C. (2006). “Innovación democrática y TIC, ¿hacia una democracia participativa?” IDP: revista de Internet, derecho y política= revista d’Internet, dret i política (3): 7.
– Falconí, F y Burbano (2004). Instrumentos económicos para la gestión ambiental: decisiones monocriteriales versus decisiones multicriteriales. Barcelona. Revista Iberoamericana de Economía Ecológica. Vol. 1: 11-20.
– Gavigan P.J. y Scapolo (2004). La prospectiva y la visión del desarrollo regional a largo plazo. Link
– Godet, Michel (2000).La caja de herramientas de la prospectiva estratégica. España, Ed.
Gerpa con Colaboración de Electricité de France, Misión Prospective, 103 p.
– Inzunza I. Vicente (2004). Planeación Prospectiva. Link
– Pino Neculqueo, Maria Eliana (2002). Análisis de indicadores de sostenibilidad ambiental y urbana en las agendas 21 local y ecoauditorias municipales. El caso de las regiones urbanas europeas. Barcelona. Link
– Reilly, Charles (1997). Redistribución de derechos y responsabilidades. Ciudadanía y capital social. Guadalajara, México. Conferencia sobre Ciudadanía Social. Link
– Touraine, Alain (1987). El regreso del actor. Problemas del desarrollo. Eudeba. Buenos Aires.
– UN-HABITAT (2003). Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos. Guia para el monitoreo de la Meta 11. Nairobi. Link

LINKOGRAFIA:
Observatorio de ciudades UC
Observatorio Urbano MINVU. Indicadores Urbanos
Observatorio conurbano
Observatorios urbanos en el mundo Sistema integrado de indicadores
Observatorio del medio ambiente urbano de Málaga, España
Observatorio para una Cultura del Territorio – España
Red de Observatorios Ambientales Urbanos
Observatorio Territorial de Andalucía – España
Observatorio Urbano Local – Buenos Aires Metropolitana (OUL-BAM)
Observatorio Urbano Riviera Maya – México
Red Nacional de Observatorios Urbanos Locales (SEDESOL) – México
UN-Hábitats Global Urban Observatory
Sistema de Información de los Observatorios Ciudadanos en México 

Anuncios

One thought on “Creación de Observatorios Urbanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s